La Autocrítica

La autocrítica

La autocrítica

Transformando la autocrítica por el cuidador incondicional

Una de las formas habituales (no la única) de mantenernos en el bucle del enfado, vergüenza o miedo, pudiendo llegar incluso a la depresión es a través de la autocrítica o nuestros propios juicios.

Y así, cuanto más continuamos en este bucle, culpándonos, juzgándonos y menospreciando nuestros logros, más nos sumergimos en la trampa del autodesprecio. Además, puede que permanezcamos como en un trance de baja autoestima, emociones dolorosas y distanciamiento social.

A continuación, os muestro algunas claves para que podáis comprometeros a reducir las autocríticas y podáis transformarlas en en un cuidador incondicional.

Cuando tenemos emociones difíciles de afrontar (depresión, celos, enfado, miedo, etc.) es como si hubiéramos sido alcanzados por una flecha en nuestro cuerpo. Quizá tras la primera flecha nos culpamos por nuestros sentimientos: “yo no debería estar triste” o “que mala persona soy por sentir estos celos”. Si esto sucede, entonces, es como si nos estuviéramos lanzando una segunda flecha hacia nosotros mismos.

De este modo, cuanto más tiempo nos mantenemos lanzándonos una segunda o más flechas de culpabilidad y autocrítica, más nos alejamos de la posibilidad de aliviar ese dolor.

A estas alturas piensa si el estar continuamente autocriticándote te ha servido para no volver a equivocarte. Igual te da una “falsa sensación de control” o piensas que “castigándote” ya no volverá a suceder nada semejante. Pero, no solo los errores siguen sucediendo, sino que encima tienes que afrontar el dolor de la adversidad y el sufrimiento de tus propias trampas.

La cuestión aquí sería tratar de observar nuestro error con amabilidad. Comprendiendo que la mente está lejos de ser perfecta y que comete muchos errores. La próxima vez trataremos de hacerlo mejor, pero en esa ocasión aceptando lo sucedido con amabilidad.

Cambiar el crítico por el cuidador incondicional

  • Reconocer la crítica o tomar conciencia de ella y tomar distancia. Tratar de observarla con una actitud Mindfulness sin identificarnos con ella.
  • Permitirse expresar la emoción que siento respecto al crítico interno.
  • Comprender qué necesita esa parte nuestra subyacente: ¿Qué quiere que haga? ¿De qué me está protegiendo? ¿Qué función está ejerciendo?
  • Ser amable con nuestro crítico, validar su necesidad y sustituirlo por un cuidador incondicional.

…Y cómo sustituirlo por un cuidador incondicional?

En esta meditación guiada trataremos de mover la atención desde los pensamientos al cuerpo. De este modo, podremos observar de forma directa la relación entre los pensamientos y sensaciones físicas en el cuerpo. Afrontar nuestro diálogo interno a través de las sensaciones, nos permite investigar nuestros impulsos inconscientes que nos impiden salir del dolor.

En definitiva, nos ofrece una herramienta para el autoconocimiento y la transformación de la relación con nuestro cuerpo y nuestra mente.

Transformando autocrítica por cuidador incondicional

Espero que os haya sido útil. Para más información podéis visitar la página web:

https://www.zentzupsikologia.es/

O nuestro canal de Youtube:

www.youtube.com/channel/UCdtGbRTPVR__y22bptREfLA

Un Saludo y no olviden compartir, comentar y suscribiros al canal,

Gaizka.

Un comentario en “La Autocrítica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *